jueves, marzo 28, 2013

No me molestes maestro/a,... quiero seguir aprendiendo

Hace algún tiempo había escrito sobre este tema "No me molestes mamá, estoy aprendiendo". En ese momento reflexionaba sobre la utilidad y hallazgos sobre los beneficios de los juegos tecnológicos.  Dos años más tarde sigue siendo más evidente que la gamificación, o sea, aprender mediante la utilización de juegos, es una realidad.

Recientemente, compartí con un excelente grupo de maestros de los grados K-3ro, que me ilustraron sobre las inquietudes y deseos de incorporar en su quehace diario las tecnologías para atender las necesidades de sus "nativos digitales". El escuchar de maestros que escriben poemas para ilustrar sus ideas y reflexiones. De maestras que con su inventiva logran mantener a sus niños motivados y deseosos de aprender.

Así como lo leen, "mantenerlos deseos de aprender". Uno de los problemas que confronta nuestro sistema educativo, es la falta de envolvimiento en lograr cambios verdaderos en nuestros alumnos.  ¿Por qué no tienen un plan de visita por las escuelas del país para darle mantenimiento a sus equipos tecnológicos? ¿Por qué no tenemos un protocolo para darle seguimiento a los maestros que toma talleres y ver si están implementadndo lo aprendido? ¿Por qué no podemos tener una mejor comunicación (digital) entre los maestros de una misma disciplina, en varias escuelas? ¿Por qué no se propicia el que los maestros puedan apoderarse de las estrategias tecnológicas que quieren utilizar?

Algunos responderán, "es necesario mantener cierto control para garantizar u perfil adecuado del alumno que se gradua". ¿Lo tenemos ahora? Otros dirán, "las tecnologías de las escuelas tienen que cunplir con los estándares mínimos establecidos a nivel central, ¿para qué? "Para poder darles un mejor servicio", ¿qué servicio? "Para asegurar una integración a la red (Internet) del departameto, ¿cual red? Si hay escuelas que no tienen acceso al Internet, o si lo tienen, está limitado a un área que no le sirve ni al maestro, y menos , a los alumnos.

Continuamos, "tenemos que controlar lo que los estudinates acceden por la Web".  La realidad es que cuando salen de la sala de clase, utulizan sus aparatos móviles y acceden a la Web y todas las redes sociales que desean.  Y no olvidemos los recursos tecnológicos que pueden tener en su hogar o comunidad. La verdad es que el aprendizaje informal, las experiencias que adquieren fuera de la sala de clase, superan las expectativas del maestro y las de los funcionarios del DEPR. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Empecemos por personalizar la educación. Enseñemos utilizando el entorno de la comunidad en que veven nuestros estudinates. Usemos la sala de clase como un  lugar de encuentro para dialogar, donde el alumno pueda exponer sus problemas y juntis elabriar soluciones.  Usemos la tecnologóa para explorar lugares que son desconocidos, y quizás, nunca pueda visitar. Recurramos a la tecnología para crear espacios virtuales de colaboración y de expresión. Tenagmos espacios donde el alumno pueda sentirse libre de expresar: "lo más que me gusto de mis clase de hoy", "lo menos que me gusto de las clases de hoy", "mehubises gustado aprender sobre...", "me sentó ...."

En fin, los juegos nos ayudan a vivir experiencias, algunas buenas, otras malas.  El papel del maestro es ayudar a identificar cuáles de esos juegos conducen a mejor la calidad de vida del alumno, crear un ambiente donde con los juegos pueda adquirir unas destrezas de solución de problemas.  Además, puede aprender de sus errores y ser un mejor ciudadano con valores éticos y morales adecuados.

Los invito a que reflexionemos juntos y busquemos alternativas, para hacer de nuestro sistema educativo, el mejor...  Les incluyo algunos vídeos de entrevistas interesantes sobre el tema.

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

wibiya