domingo, febrero 15, 2009

Luego de Google: ¿qué nos espera?


En DigiZen leo algo que me pareció excelente para compartirlo con ustedes. Se trata de un libro - Más allá de Google. Es un excelente recurso para los que dependemos del conocimiento.

Cuando examinamos el texto, por cierto disponible aquí, se recopilan unas "300 leyes" sobre cómo utilizamos o somos afectados personalmente o en organizaciones, por la información y las tecnologías. Algunos, como Clarión, sugieren que esto es el comienzo de una nueva disciplina, la infonomía.

Mario en su blog incluye algunas de las leyes que llamaron su atención:
“Saber que se está cada vez más cerca sin dejar de saber que no se llega nunca.”

“Somos lo que buscamos en Internet.” Nuestras búsquedas revelan nuestras preocupaciones, nuestros sueños, nuestros miedos, nuestras vidas… En definitiva, lo que somos.

“La persona que tiene menos experiencia y conocimiento es la que tiene más opiniones.”

"La velocidad de difusión de las malas noticias es mucho mayor que la de las buenas."

"Al menos 1 de cada 4 e-mails iniciados por ‘Te adjunto el fichero/documento/archivo…’ no contiene ningún archivo adjunto."

“Al menos una vez al mes enviamos un e-mail a una persona equivocada.”

"A más programas instalados en el ordenador, mayores posibilidades de distracciones y problemas a la hora de trabajar."

"Si coloca una pantalla de ordenador delante de cualquier persona, y ésta se pone a mirarla, da la sensación de que está trabajando, aunque realmente esté navegando por Internet o no esté trabajando para lo que se le paga."

"Quién más comparte es quién más recibe. Pide y se te dará."

“En esta sociedad del conocimiento, un individuo que retiene información es malo para la sociedad”.

"Para una presentación de 30 minutos, un aprendiz construye 45 diapositivas; alguien experimentado, 30; un crack, 10; un gurú, puede llegar a arreglárselas con 1."

“La tecnología establecida tiende a mantenerse a pesar de la aparición de nueva tecnología.”

“Todo es posible si no sabes de qué hablas.”

“En una reunión cualquiera, la cantidad de tiempo utilizado en un tema cualquiera es inversamente proporcional a su importancia. Independientemente de quién dirija la reunión y/o de quienes sean los participantes.”

“Si podemos imaginar algo, tenemos que intentarlo.”

“Las organizaciones que no quieren innovar cuando el entorno es propicio acostumbran a querer hacerlo cuando ya es tarde.

“La dificultad no estriba en generar nuevas ideas, sino en escapar de las viejas.”

“No innovaremos en la materia si no innovamos en el alma.”

“En la sociedad del conocimiento, todo aquel que pueda ser sustituido por una máquina, merece serlo.”

1 comentario:

  1. http://etarrago.blogspot.com/8:08 p.m.

    Muy bueno, si señor.

    ResponderEliminar